Un brindis con burbujas ‘autóctonas’ del Bierzo

Un brindis con burbujas ‘autóctonas’ del Bierzo

Estos días, como cada Navidad, millones de personas levantarán sus copas y brindarán por el 2018, con los mejores deseos para el nuevo año. Estos días, como cada Navidad, habrá algunas personas más que lo hagan con vinos espumosos del Bierzo, que poco a poco se van haciendo un hueco entre los habituales cavas catalanes y champán. Las cooperativas de Cacabelos y Camponaraya y las bodegas Palacio de Canedo, Almázcara Majara y Godelia son las encargadas de poner «chispa berciana» a la Nochebuena y la Nochevieja con burbujeantes blancos y rosados, elaborados con godello, doña blanca, chardonnay y mencía. También se cuela algún frizzante, como el Alma Atlántica Mencía de Martín Códax.

La cooperativa Vinos del Bierzo de Cacabelos fue la primera en atreverse con los espumosos jóvenes, hace ya 40 años. Son Don Perejón, Brut y Semiseco, en los que un ‘coupage’ de uvas de doña blanca y godello reinan en cada burbuja «viva y punzante», con unos aromas en los que se mezclan los recuerdos a flores blancas y fruta después de reposar durante más de nueve meses antes del degüelle. Fresco y equilibrado.

Desde hace más de diez años, la cooperativa Viñas del Bierzo de Camponaraya también elabora un blanco y un rosado bajo la etiqueta de Ardayel, la marca de sus vinos espumosos. Los dos se elaboran siguiendo el método tradicional ‘champenoise’ con vino base fresco y afrutado -con un máximo de 11º y una correcta acidez-, segunda fermentación en botella y crianza en rima. Para el blanco ‘semiseco’ utilizan uvas de godello y doña blanca con un equilibrio de dulzura y acidez que le dan un punto goloso, mientras que el rosado ‘brut’ es un 100% mencía con color frambuesa intenso y brillante 

Xamprada, EMMM Majara y Godelia

El máximo referente entre los espumosos bercianos es el Palacio de Canedo, que precisamente el año pasado celebró el 25 aniversario de su Xamprada. Cuentan con tres variedades: Blanco, Rosado y Reserva. Los tres de agricultura ecológica y elaborados por el método tradicional ‘champanoise’. El Xamprada Brut conjuga godello y chardonnay al 50% , afrutado en nariz y redondo en la boca, y  y el Xamprada Rosé Extra Brut mezcla godello (15%) y mencía (85%), mientras que el Xamprada Extra Brut Reserva es un blanco que «duerme» unos 46 meses en su cava, untuoso con notas de crianza engarzadas sobre aromas varietales.

 

A finales de 2015, la bodega Almázcara Majara se estrenó también en la elaboración de espumosos con un rosé de mencía, su EMMM Majara ‘Brut Pistilo Sonrosado’, destacando el especial color de este vino. «El secreto de la felicidad!!! Si te admiro y tu a mi, si eres inteligente y yo para ti, si me hacer reír y te ríes conmigo. El tiempo corre… y muy deprisa. Quiero pasar ese tiempo contigo y contigo disfrutar. Amor, amistad, comida, vino…», escribe en su etiqueta Javier Álvarez, uno de los tres ‘padres’ de esta bodega, junto a Manuel Benito Otero y Raúl García.

El último vino espumoso del Bierzo en llegar ha sido el Godelia Cuveé, que el año pasado cogió el testigo del Fructus, que venía elaborando esta bodega desde el 2009. Utilizando también el método tradicional o ‘champenoise’, se trata de un ‘brut reserva’, 100% godello, con una crianza en rima durante 22 meses. En el interior de sus botellas «chispea» una burbuja fina y delicada, muy refrescante, mientras que en nariz aparecen notas sutiles de flores blancas y cítricos envueltas por aromas de bollería y frutos secos procedentes del contacto con las lías.

Alma Atlántica Mencía Rosé

Aunque no es un vino espumoso como tal, hacemos un hueco al Alma Atlántica Mencía Rosé de Martín Códax, más dulce y frizzante (burbujeante pero no espumante), para aquellos más golosos a los que los tradicionales cavas y champanes les resultan demasiado secos o para aquellos que quieren brindar «con un poquito menos de alcohol». Y es que esta elaboración 100% mencía de Martín Códax es un mosto de uva parcialmente fermentado, con un volumen alcohólico de 7º que logra el equilibrio perfecto entre dulzor y acidez.

«Es un homenaje a los grandes exploradores del Atlántico, como Amelia Earhart, la primer mujer piloto en cruzar este océano en avión, o Ernest Shackelton, uno de los primeros navegantes en llegar a la Antártida. Emprendedores, valientes y con ganas de ir más allá de lo establecido, de romper con las normas, como el público al que va destinado», explican desde la bodega. De color rosa palo, entre sus aromas de frutas rojas destacan los recuerdos infantiles a  gominolas, palotes y fresquitos.

La mayoría de las ventas de cavas y espumosos tiene lugar en estas fechas navideñas. Así que, una vez elegido el cava, lo importante es que esté bien frío a la hora de servirlo y las copas listas para el brindis. «¡Feliz Navidad! ¡Feliz 2018! ¡Arriba, abajo, al centro (chin, chin) y adentro!».

¿Qué es el método tradicional 'champanoise'?

3 comments

Leave a comment
  1. Nos Vamos de Vinos

    diciembre 23, 2018 at 11:20 pm

    Fantástica entrada, como siempre, con descripciones precisas, rigurosas y repletas de datos. Enhorabuena.

    • V. Silvan

      diciembre 23, 2018 at 11:46 pm

      Muchas gracias ‘Nos vamos de vinos’! Todo un placer que nos leas! Salud y mencía!

Leave a Comment