Los vinos del Bierzo «rocanrolean» con las puntuaciones de Robert Parker

Los vinos del Bierzo «rocanrolean» con las puntuaciones de Robert Parker

The Wine Advocate (TWA) de Robert Parker acaba de publicar sus puntuaciones para los vinos del Bierzo. En esta ocasión, su catador para España, Luis Gutiérrez, ha probado cerca de 140 tintos, blancos y rosados de 26 bodegas bercianas. El Bierzo saca buenas notas y casi el 80% de los vinos obtienen puntuaciones por encima de los 90 puntos, con su calificación como vinos excepcionales (entre 90 y 95 puntos) y extraordinarios (entre 96 y 100).

Y es que hasta 16 vinos se sitúan en los más alto de la tabla como vinos extraordinarios, aunque el podio sigue estando reservado para los vinos de Descendientes de J. Palacios y Raúl Pérez que obtienen las máximas calificaciones. Descendientes de J. Palacios obtiene por segunda vez los ansiados 100 Puntos Parker para La Faraona 2018 y 98+ puntos para Moncerbal, mientras que Raúl Pérez se alza con 98 Puntos Parker para el Ultreia Valtuille. En ese «olimpo» encontramos también vinos de Castro Ventosa, Diego Magaña, Luna Beberide, Michelini i Mufatto y Verónica Ortega.

 

Mentalidad de calidad, terruño y añada

En su artículo ‘Bierzo: otra región tocada por el mágico 2018’ para The Wine Advocate de Robert Parker, Luis Gutiérrez se centra en la «mentalidad de calidad» del nuevo pliego de la DO, el crecimiento de productores que piensan en el terruño y la añada 2018. «Han sido bendecidos con una de las mejores cosechas en la historia reciente de Bierzo y muchos han producido sus mejores vinos hasta la fecha», escribe.

Tirando del título de la canción de Judas Priest, ‘Breaking the law’, el catador de The Wine Advocate repasa la importancia de la nueva clasificación del viñedo (vino de región, villa o pedanía, paraje, viña clasificada y gran viña clasificada) porque, afirma, «hay suficientes diferencias entre Valtuille, Corullón, Ponferrada y Cobrana (por nombrar solo algunas) para que sea bastante fácil producir vinos que son diferentes entre sí».

«No es solo arcilla y pizarra. Ahora más y más productores se están enfocando en los suelos de piedra caliza de una zona «nueva» (léase: olvidada) de San Juan de Paluezas, Santalla del Bierzo y el Lago de Carucedo, cerca de Las Médulas», añade Gutiérrez.

The players (los músicos)

«Sí, tenemos las superestrellas: Descendientes de J. Palacios y Raúl Pérez, pero no debemos olvidarnos de otros nombres notables», advierte Luis Gutiérrez, que destaca a Akilia, Castro Ventosa, Cantariña, César Márquez, Diego Magaña, José Antonio García, Luna Beberide, Mas Asturias, Mengoba, Michelini i Mufatto y su alter ego Vinos de Pueblo (anteriormente Mundo Zeppelling), Verónica Ortega y Vinos Valtuille.

De José Antonio García destaca que probablemente el 2018 sea el mejor vino que ha producido y que «ha saltado dos pasos en calidad en los últimos años». También resalta los «vinos sobresalientes» de Diego Magaña, «entre los mejores producidos en la denominación». «Embotella una de las mejores versiones de El Rapolao (96+ Puntos Parker), el primer paraje en Valtuille donde diferentes productores han producido y comercializado vino bajo ese mismo nombre», añade.

Así, el «recién llegado» que más le ha emocionado esta vez fue el proyecto de los hermanos Ysart, Cantariña Vinos de Familia. «Los vinos han sido casi experimentales, muchos diferentes cada año, pero tienen todos los ingredientes para unirse pronto a la Premier League», apostilla Gutiérrez, que subraya la llegada del primer 100% Merenzao de la DO Bierzo.

Más novedades

Del proyecto de Michelini i Mufatto y Javier Gonzalez, el experto llama la atención sobre las dos novedades de la bodega. Encrucijada 2018, que supone la recuperación un antiguo viñedo en el pueblo de Valdecañada con  suelos de pizarra roja a 700 metros de altitud. «Fue el primer viñedo que compraron en Bierzo y produce un hermoso vino en 2018» apunta. La otra novedad fue el Post-Crucifixión 2018. Es una compleja mezcla de variedades (bastardo, brancellao, godello,…) procedentes de una viña prefiloxérica en Santalla del Bierzo.

Por otro lado, en su informe, Luis Gutiérrez, tampoco duda en destacar el trabajo de Verónica Ortega. «El Cobrana 2018 es, sin duda, el mejor vino que Ortega ha producido hasta la fecha», escribe el catador de The Wine Advocate. Así, igualmente resalta la nueva etiqueta de la enóloga gaditana, Kinki, también elaborado en el pueblo de Cobrana. «El 2017 fue un poco salvaje y bastante fuerte, ya que el año fue extremo a pesar de que no se congelaron allí. Pero el 2018 es, nuevamente, una confirmación de que Cobrana es un lugar a tener en cuenta y una faceta diferente de Bierzo».

2018, una «cosecha mítica»

«Hay suficientes elogios sobre 2018 en los párrafos anteriores, por lo que no creo que necesite decir mucho más sobre el año», añade Gutiérrez sobre esa añada, que se perfila como una de las mejores de la DO Bierzo. Así, cita a Ricardo Pérez Palacios para quien 2001, 2012 y 2018 permiten tener «un carácter completo de Bierzo, combinando la frescura del Atlántico y el verano mediterráneo». Y, aunque para Raúl Pérez fue 2008 en lugar de 2012, «ambos coincidieron en que 2018 es probablemente la cosecha mítica más completa de los 20 años de historia del nuevo Bierzo».

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment