Ricardo Pérez Palacios, premio especial en el International Wine Challenge

Ricardo Pérez Palacios, premio especial en el International Wine Challenge

«Por su paso del viñedo a la región, su decisiva contribución en hacer del Bierzo la denominación más ambiciosa y auténtica en el reconocimiento y respeto del terroir«. Con estas palabras el jurado del International Wine Challenge Merchant Awards Spain concedía esta semana el Premio Especial a la Visión y la Innovación a Ricardo Pérez Palacios, de la bodega berciana Descendientes de J. Palacios. A él se refirieron como «uno de los redescubridores del Bierzo».

La nota del jurado, firmada por su presidente, el Master of Wine Pedro Ballesteros, considera al bodeguero berciano un ejemplo de «esa actitud intemporal y generosa, ese afán por comprender mejor una tierra y unas plantas, de actuar sobre ellas con respeto y con prudencia, de avanzar poco a poco compartiendo lo aprendido». «Alguien que es un premio para los que viven donde él trabaja», añade.

«Es la personalidad callada detrás de alguno de los vinos más exclusivos del mundo, estandarte de excelencia en nuestro país», escribe Ballesteros, que continúa describiendo a un Ricardo que «es también hombre que entiende que, en el mundo de la viña, soledad y competitividad equivalen a muerte». «Sabe que lo bueno perdurará sólo si lo adoptan las gentes del territorio, que no tiene sentido ser el mejor sino ser bueno entre buenos», apostilla.

Entiende que, en el mundo de la viña, soledad y competitividad equivalen a muerte. Sabe que lo bueno perdurará sólo si lo adoptan las gentes del territorio, que no tiene sentido ser el mejor sino ser bueno entre buenos». Pedro Ballesteros, presidente del jurado del IWC

Ballesteros también resalta cómo se ha dedicado «en cuerpo y alma» a compartir lo que aprende y cómo «poco a poco, sin estridencias ni aparatos, ha sido crucial en cambiar el paisaje social de un gran viñedo».

Bierzo y «el viticultor de calidad»

En esta línea, el jurado reconoce su contribución a la nueva clasificación del viñedo. «Mientras que otros claman las clasificaciones de zonas según su propia conveniencia y a menudo buscando reforzar  su posicionamiento en el mercado, mientras casi todos asocian el terroir a la bodega, Bierzo es la única denominación de origen española que permite una figura tan obvia como casi escondida, la del viticultor de calidad, el que vende uvas sublimes a quien mejor se las sepa pagar», recoge el Master of Wine.

Una cuestión que califica de «revolución» en un país en el que «el campo nunca tuvo poder político». «Este país que no hace vinos baratos, sino que compra uvas baratas, lo que es la antítesis de la creación de riqueza. Los países de campo rico y poblado, en Francia, Italia, California, son países de uva cara», critica Ballesteros. Así, valora el paso dado en el Bierzo para «poner en la cúspide de la calidad en España una región que valora sus uvas antes que su vino es, por fin, poner a España en ese primer mundo».

Este país que no hace vinos baratos, sino que compra uvas baratas, lo que es la antítesis de la creación de riqueza». Pedro Ballesteros, presidente del jurado del IWC

Ricardo recogió el galardón el 8 de octubre en una cena de gala en el Hotel Palace de Madrid. El anfitrión volvió a ser el director General de Eventos y Exposiciones de William Reed Business Media Ltd., Andrew Reed. Se trata de la tercera edición de los International Wine Challenge Merchant Awards Spain -aunque estos prestigiosos premios cuentan con más de tres décadas de historia en el Reino Unido-.

international wine challenge ricardo pérez palacios
Andrew Reed (organización del International Wine Challenge), Ricardo Pérez Palacios y Pedro Ballesteros (Máster of Wine), durante la entrega.

Revalorizar el Bierzo

Ricardo confiesa sentirse emocionado y muy ilusionado tras este reconocimiento que, subraya, «no es sólo a mi sino al trabajo que llevamos haciendo durante varios años un grupo de personas y el propio Consejo Regulador». A este respecto, detalla la importancia que tiene la renovación del pliego de condiciones de la D.O. Bierzo y especialmente la clasificación por zonas, que está teniendo muy buena acogida dentro y fuera de nuestras fronteras. «Hace poco una revista de Japón ha publicado un reportaje extenso de Tomoko Kimura sobre el tema y antes ya había salido en otros sitios. Ha tenido repercusión. Va bien encaminada», añade.

En el 2017, 25 bodegas ya inscribieron vinos en la nueva clasificación por unidades geográficas menores. Así, destaca que en el Bierzo, a diferencia de otras D.O. como Rioja, Penedés o Priorato -donde la clasificación está determinada por la propiedad del viñedo- , «lo que manda directamente es el suelo». «Aquí la bodega que haga vino de un paraje puede hacer el vino con las uvas de sus viñas de ese paraje y podrá comprar uva a otros viticultores que tengan viñas en ese mismo paraje», explica.

Hay que revalorizar la tierra, las uvas y el vino. Hay que revalorizar todo para que la zona funcione y beneficie a todos». Ricardo Pérez Palacios

«Hay que revalorizar primero la tierra, después las uvas y después el vino. Hay que revalorizar todo para que la zona funcione y beneficie a todos, bodegueros y viticultores», afirma Pérez Palacios. Entiende que aún queda mucho por hacer. Y es que, aunque la clasificación por zonas sea «lo que más suena», el nuevo pliego también supondrá otros cambios como la incorporación de municipios que habían quedado fuera de la D.O. y el reconocimiento de nuevas variedades.

Pablo Guerrero, finalista en el IWC

Pero Ricardo Pérez Palacios no fue el único representante del Bierzo en los International Wine Challenge Merchant Awards Spain. El diseñador berciano Pablo Guerrero, con estudio en León, fue uno de los finalistas en la categoría ‘Mejor packaging’ por su proyecto de etiquetado e identidad visual para la bodega Alcorta, de Ribera de Duero. El premio recayó finalmente en el diseño de la gama completa de la bodega gallega Mar de Frades.

palacios alcorta pablo guerrero
Pablo Guerrero fue finalista en la categoría ‘Mejor packaging’ por su proyecto para la bodega Alcorta. Foto: www.pabloguerrero.es

Los IWC buscan reconocer y premiar a todos aquellos profesionales de España que acercan el vino al gran público. En esta ocasión se entregaron galardones en 16 categorías y dos premios especiales, entre ellos el otorgado a Pérez Palacios, que fue una de las novedades de esta edición. A la cena de gala asistieron más de 200 invitados vinculados al mundo del vino. Entre ellos, masters of wine, los mejores sumilleres de España y prensa especializada, junto a directivos de las principales bodegas y grupos españoles.

El jurado estuvo presidido por el Master of Wine Pedro Ballesteros MW, que se rodeó de grandes profesionales como Charles Metcalfe (co-Presidente y fundador de International Wine Challenge UK), Angela Mount (periodista, escritora y experta en vinos), Fernando Mora MW, Ángel Riesgo (ex Presidente de DDB España y DDB Latina), Joxe Mari Aizega (Director del Basque Culinary Center), María José Huertas (sumiller del restaurante Terraza del Casino** de Madrid y ganadora IWC a la Mejor Carta de Vinos 2017), Ferrán Centelles (ex-sumiller de El Bulli y crítico para España de Jancis Robinson) y José Luis Benítez (Director General de la Federación Española del Vino, FEV).

Todos los premiados

 

1 comment

Leave a comment
  1. Antonio

    octubre 14, 2018 at 7:55 pm

    Que bonitas palabras las de Pedro Ballesteros MW sobre Ricardo, seguro que a este le salieron los coloretes color mencia que gasta algunas veces.

Leave a Comment