La DO Bierzo estrena etiquetado con los primeros vinos de paraje y de villa

La DO Bierzo estrena etiquetado con los primeros vinos de paraje y de villa

La Denominación de Origen (DO) Bierzo estrena su nuevo etiquetado con la salida al mercado de los primeros vinos de paraje y de villa. De esta manera, avanza en la consolidación del nuevo sistema de clasificación del viñedo en unidades geográficas menores. El Pleno del Consejo Regulador da luz verde al lanzamiento de las primeras partidas de vinos de paraje y vinos de villa elaborados con mencía y godello, pero también con merenzao y monovarietales de garnacha tintorera.

Según destacan desde el Consejo Regulador, «representa una nueva era para los vinos del Bierzo» y sitúa esta DO «entre las grandes zonas vinícolas del mundo y como una de las grandes impulsoras de este proceso en España». Así, se pone la guinda a casi seis años de trabajo, muy intenso, tanto desde el punto de vista técnico como administrativo.

«Estamos realmente felices de haber podido coronar todos estos trabajos en una sola legislatura. Con la salida al mercado de los nuevos vinos iniciamos un nuevo ciclo para la Denominación de Origen Bierzo», afirmó la presidenta del Consejo Regulador, Misericordia Bello. En este sentido, añade que «somos pioneros» y que la comarca berciana ha «hecho historia en el sector del vino de España. «Mis más sinceras felicitaciones a todo el equipo de trabajo y a las bodegas que han conseguido iniciar esta nueva senda», apostilla Bello.

Nuevo pliego

Una nueva clasificación geográfica que es posible tras la aprobación del nuevo pliego de condiciones el pasado año, que permite también la utilización otras históricas variedades autóctonas como es la merenzao y la estaladiña-, así como la posibilidad de elaborar claretes y monovarietales de garnacha tintorera y  la incorporación de diez nuevos municipios como productores acogidos.

Precisamente, de esos diez nuevos municipios que se incorporaron a la denominación de origen, Toreno y Torre del Bierzo ya han inscrito las primeras parcelas. «El Consejo Regulador espera la incorporación paulatina de nuevas parcelas en los próximos meses procedentes de los nuevos municipios», indican desde el Consejo Regulador.

etiquetado do bierzo

Las primeras bodegas

Cantariña Vinos de Familia, Descendientes de J. Palacios, Banzao y Losada Vinos de Finca son las primeras cuatro bodegas que han puesto a la venta vinos bajo este nuevo etiquetado en unidades geográficas menores y/o variedades de uva. Algunas de ellas ya venían desde hace años ensalzando el valor del paraje y la villa en las etiquetas de sus vinos.

De esta forma, la DO Bierzo busca potenciar la calidad de sus vinos, ya que las nuevas clasificaciones de viñedos están sujetas a mayores exigencias en la producción y a un mayor control, se ponen en valor los viñedos de los nuevos municipios, al tiempo que se crea una mayor variedad de vinos al reconocer el tradicional clarete, dos nuevas variedades de uva y monovarietales de garnacha tintorera.

Un mayor control

Los nuevos vinos han superado un control exhaustivo realizado por los técnicos del Consejo Regulador que se inicia antes de la vendimia en las parcelas en las que se tiene previsto elaborar estos vinos. A ello se suma la vigilancia de los rendimientos por parcela previstos en el nuevo pliego de condiciones y su identificación. El objetivo es garantizar que las indicaciones y características anunciadas en el etiquetado se ajustan a la realidad.

¿Pero qué tienen de especial estos vinos de villa o de paraje frente a los vinos sin esta clasificación que también pertenecen a la DO Bierzo?  Fundamentalmente, los Vinos de Villa tienen un rendimiento de kilogramo de uva por hectárea un  20% menor al máximo fijado para los demás, mientras que en los de Paraje el rendimiento es de un 25% menos. En definitiva, se prima la calidad frente a la cantidad.

Por otro lado, los vinos de Paraje podrán dar lugar a vinos de Viña Clasificada tras cinco años tipificados como vinos de Paraje y cuya calidad haya sido reconocida por el Comité de Expertos del Consejo Regulador. Estos a su vez pueden evolucionar como de Gran Viña Clasificada si fueron tipificados durante cinco años como vinos de Viña Clasificada y el rendimiento de la uva es un 35% inferior al máximo fijado. Los primeros vinos de Viña Clasificada verán la luz en 2025 como mínimo, y los de Gran Viña Clasificada en 2030.

 

 

 

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment